LACTANCIA MATERNA EN TIEMPOS DE COVID-19

lactanciaycovid19

Es bien sabido que el Covid-19 ha intensificado los miedos e incertidumbres en torno a la lactancia materna.

El brote de COVID-19 continúa causando miedos e incertidumbre en muchas mujeres alrededor del mundo. No solamente se enfrentan a dudas en torno a lo que provoca el virus o cómo prevenir su contagio, sino que además, se preguntan qué es lo que pasará con respecto a la lactancia materna y qué deben hacer si están en esa etapa de su vida.

A lo largo de los años, los expertos han dado a conocer que la lactancia materna reduce el riesgo de desarrollar enfermedades infecciosas, además  permite crear un vinculo afectivo único madre e hijo.

La leche humana incluye diversos componentes vivos que favorecen el desarrollo del bebé en muchos sentidos. Las inmunoglobulinas, los factores antivirales, las citocinas y los leucocitos, son algunos de estos componentes que ayudan a destruir los patógenos nocivos y estimular el sistema inmunológico del bebé.

De acuerdo con The Baby Friendly Initiative, proyecto UNICEF, en Reino Unido, no hay evidencia en este momento de que Covid-19 pueda pasar a través de la leche materna.

RECOMENDACIONES CLÍNICAS BASADAS EN EVIDENCIA CORONAVIRUS / COVID-19

En madres con COVID-19, el Ministerio de Salud SUGIERE amamantar a sus hijos o hijas por sobre no amamantarlos.
Comentarios del panel:
►El grupo de expertos consultado destaca la importancia de la lactancia materna en todas sus formas.
►En el recién nacido/a la leche materna es el alimento de preferencia.
►La evidencia respecto a lactancia y COVID-19 es muy limitada. En un estudio pequeño, no se identificó la presencia del virus en la leche. Por otra parte, reportes de mujeres embarazadas durante la epidemia de SARS, en el 2002-2003, sugieren que la leche materna podría ser fuente de inmunidad pasiva frente a infecciones por coronavirus.
►Las mujeres con sospecha o confirmación de COVID-19 que opten por amamantar a sus hijos o hijas, debieran seguir las medidas de prevención de transmisión e higiene respiratoria: la madre debe usar mascarilla quirúrgica, realizar higiene de manos antes y después del contacto con el niño o niña y desinfectar las superficies con las cuales ha tenido contacto.
►Las mujeres con sospecha o confirmación de COVID-19 que opten por alimentar con leche materna extraída debieran tomar las medidas de higienización de los implementos y de la superficie de trabajo.

Por lo tanto, considerando la protección que la leche humana y la lactancia ofrecen al bebé y el papel mínimo que desempeña en la transmisión de virus respiratorios, es importante hacer todo lo posible para continuar promoviendo, protegiendo y apoyando la lactancia materna.

Por su parte, la  Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha reafirmado la importancia del contacto piel con piel de la mamá con su bebé para una lactancia amorosa y efectiva.

LACTANCIA MATERNA COVID-19

Comparte La Publicación